Casino
Bono
Revisión
Jugar Ahora
200% De Bonificación Hasta €2000
Paquete De Bienvenida De €1000
€200 De Bono
Más De €100.000.000
100% De Hasta $545
€750 Gratis
€200 Hasta Bono De Bienvenida
$750 Gratis Más De 450 Juegos De
Bienvenido A 100% Hasta $200
Bono Doble Deposito Hasta $350
€1200 Gratis + 30 Tiradas Gratis
$500 Gratis + 100 Tiradas Gratis
$500 Gratis + 25 Tiradas Gratis

Cómo jugar a las Tragaperras


Cualquier jugador que opte por comenzar a jugar a las máquinas tragaperras en un casino tradicional o en su variante en línea, podrá ver que existen muchos tipos y modelos. En ocasiones, el propio modelo o funcionalidad de la máquina es el elemento que determina cuáles son los premios que pagará la máquina y, de la mano de ese factor, las probabilidades con que cuenta el jugador de ganar en esa determinada máquina. Aún así, más allá de diferencias específicas, las máquinas tragaperras suelen funcionar siempre de la misma manera.

Antes de comenzar a jugar en las máquinas tragaperras en línea, se recomienda que el jugador se informe en Internet hasta dar con el sitio más seguro y que ofrezca las mejores posibilidades de ganar. Para ello, puede basarse en su propio olfato de jugador así como en el estatus con el que cuente el casino en línea en Internet.

Además, una vez elegido el casino en el que se desea jugar a las máquinas tragaperras, el jugador debe ser especialmente atento con el sistema de las bonificaciones y los premios que se pagan por cada máquina. Lo ideal es buscar en la web una máquina tragaperras probando en el camino hasta dar con la que cumpla con lo que cada jugador quiere para su juego. Todos los casinos en línea cuentan con la opción de práctica en todos sus juegos; esto es, que el jugador puede probar y ejercitarse de forma gratuita para tomar experiencia y “horas de vuelo” en el juego.

Un elemento no menor que todo jugador debe precisar antes de comenzar a jugar en las máquinas tragaperras en línea es cuál es la suma económica (dinero) que tiene pensado invertir en el juego. Se debe tener presente que cuanto más crezca el jackpot (bote) más alto será el valor de las apuestas que se realicen. Este dato, en el furor del juego, es olvidado por muchos jugadores que, posteriormente, se sienten frustrados al perder mucho dinero y no retener demasiadas ganancias.

En los casinos tradicionales, el jugador puede acceder a toda la información sobre la máquina en la que juega en un documento escrito que suele anexarse – de forma visible – en la propia máquina. Lo mismo ocurre con las máquinas tragaperras de los casinos virtuales que, de forma clara y precisa, deben informar al usuario sobre las condiciones de juego, tipo de pagos y formas de apostar.

Cuando las máquinas tragaperras llegaron a los casinos lo hicieron con un objetivo concreto: para servir de entretenimiento a las mujeres que acompañaban a sus esposos a las salas de juego. Finalmente, cuando a inicios de la década del sesenta del siglo XX se produjo el invento del microchip, las máquinas tragaperras evolucionaron hacia una nueva etapa. El punto de quiebre se produjo en el año 1964 cuando se creo la primera máquina tragaperras eléctrica.